domingo, 21 de octubre de 2012

Guau.

- Guau ¿Que?.
- Ese de ahí, nos esta haciendo fotos.
- Cuidado, que aún saldrás en las revistas.
- A lo mejor es de alguna publicación canina.
- ¿Tu te has visto?. Déjalo, es un pobre humano, se nos parecen tanto.
- Tu si que no te has mirado bien. ¿En que nos parecemos?, aparte de ladrar cuando nos molestan.
- Alma de mi vida, que poco mundo tienes.
- Cuidado, que habló el can viajero.
- Gruñón. Míralos bien, beben en botella cosas diferentes, pero lo harían igual en un cacharro como el nuestro y serían felices. Comen como gourmets, pero si tienen hambre se tragarían nuestras galletas sin dudarlo... no por gula, ni por hambre, por probarlo.
- Sabiondo. Ellos van en coche... y viajan.
- ¿Cuantas veces te ha llevado el Mariano en bicicleta?. Es viajar, conoces sitios que no has visto antes.
- Cuidan de sus cachorros hasta los cuarenta si hace falta.
- Y así les va, en eso aún ganamos. Yo cuando los hecho de casa ya no los conozco.
- Y el dinero.
- Ahí también ganamos. ¿Tu lo necesitas?.
- Pues no, la verdad... mientras el Mariano me siga llenando el buche...Uhnmm. Aunque la verdad esa vecina nueva, tengo que hacerle una visita.
- Lo ves, eres clavadito a ellos.
- Puede ser, pero yo no soy de raza.
- Ni ellos, están más mezclados que el calimocho.
- ¿Eso es sano?.
- Pues claro.
- ¿Y la política?.
- Ahí tienes razón, eso es cosa de ellos.
- ¿Y el arte?.
- Dame un pincel y te cuento.
- !Guau¡.
- Que no ladres. Ves, ya lo has asustado.
- Que poco aguante. Ahora que nos tenía distraídos. Me voy con el Mariano, me estará echando de menos.
- Ve con Dios.
- Que con Dios ni leches, con el Mariano he dicho.
- Gruñón.
- Sabiondo.
- Inculto.
- Profeta.
- Va a ser verdad.


6 comentarios:

  1. Algunos estamos satisfechos haciendo de Mariano (O_O)
    Genial, como siempre que te da por esto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira tu, que no se porque me salio lo del Mariano.

      Eliminar
  2. Jejejejeje, después de leer tu respuesta me he ido a hacer unas compras y cuando iba en el coche me ha venido de repente el sentido verdadero de tu entrada, ¡Coño, Mariano! jeje, aun me río.
    Esto demuestra dos cosas, la primera que tener una mascota desde hace poco tiempo convierte la neurona no solo en única, también en monotemática.
    La segunda habla se tu buen hacer y del peso y poso que dejas.
    Sigue siendo una genialidad pero déjame que cambie Mariano por otro nombre cualquiera jejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más vale tarde...je. La neurona única se acaba reconvirtiendo, no te preocupes, osease, disfrútalo.

      Eliminar
  3. Qué sutil la utilización de Mariano... He tenido que pensar un poco... La neurona aún me funciona!!!
    Genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la historia la acaba quien la lee.
      Cuida esa neurona¡¡

      Eliminar

Tu voz se agradece siempre.